sábado, 26 de diciembre de 2009

The kill kiss capitulo 17 parte 2


-Ángel…ya te puedes…salir-tartamudee un poco porque me ponía muy nerviosa cuando me miraba así. Solo asintió y salió. Yo termine de vestí me y salí. Salí del cuarto de baño y me dirigí al espejo agarre el cepillo y me cepille el cabello.
-Deja que yo lo haga.-mire a Ángel por el espejo.- por favor déjame hacerlo. Eso me hace recordar cuando peinaba a mi hermana pequeña cuando era humano.-dijo extendiendo la mano para que yo le entregara el cepillo y así lo hice, se lo entregue.- siéntate en la cama.-me senté y empezó a cepillarme. Me gusto que lo hiciera.
-Ya termine.
-Gracias-dije tomando el cepillo de sus manos. Y yendo otra vez hacia el espejo para maquillarme. Me puse delineador negro, que con binaba con mi topa de hoy convers negros, pantalón de mezclilla oscuro, una blusa blanca con el signo de amor y paz, un chaleco negro, y un poco de brillo labial. Mientras me ponía el brillo Ángel dijo:
-¿Por qué vez eso en mis ojos?- me sorprendió su pregunta y deje de ponerme brillo.- ¿Por qué me acariciabas la cara cuando lo decías? ¿Por qué lo hacías con esa voz tan dulce?-me quede estática mirándolo por el espejo mientras decía eso. Yo desvié la mirada y dije:
-No sé de que hablas.-cuando me di cuenta Ángel ya me estaba volteando hacia a él.
-No me mientas yo te vi.
-Estaba muy dormida.
-No, no me vengas con ese cuento yo te vi estabas despierta vi con la ternura que me mirabas. Me tienes lastima ¿verdad?
-No como crees. Yo no te tengo lastima, te….- no, no yo no puedo quererlo, no puedo enamorarme de él. Pero yo… no se estoy confundida ya no sé nada está muy cerca de mi ayer pude controlarme porque mi cuerpo estaba débil. Pero ahora estaba muy cerca de mí.
-¿Tú qué?
-yo… te lo diré en tu casa sino nos vamos Karla me matara.- asintió y se alejo de mi. Salí rápidamente del cuarto cuando escucho que tocaban el timbre. Escuche como abrían la puerta supuse que Karla la había abierto. Cuando baje las escaleras vi que era Ángel quien había tocado el timbre.
-Hola- salude como si no lo hubiera visto hace un segundo.
-Hola ya vámonos. Fue un placer verte de nuevo Karla. Anda vamos apúrate.-si que este hombre cambiaba de humor muy rápido. Dijo y camino hacia su auto. Yo me acerque a la puerta.
-Adiós.-me despedí de Karla.
-Sí que cambia muy rápido de humor ¿no?, hija. Debe de agradarte mucho yo lo sé lo conozco no mucho pero sí y sé que es de las personas que te agradan su forma de ser no le importa nada.- mire a Ángel que seguía caminando y voltee hacia Karla y asentí.- Adiós, hija. Yo corrí hasta llegar a lado de Ángel. Nos metimos al auto y Ángel manejo hacia su casa. Vi por el retrovisor que Arthur nos seguía. Llegamos a su casa y salimos del coche. Arthur también se estaciono y salió del auto.
-Buenos días-le salude
-Buenos días.
Entramos a la casa y seguí a Ángel a su habitación. Me senté en la cama y observe que se metía al cuarto de baño. Después de unos minutos salió con una toalla en la cintura y el pelo mojado, se veía tan sexy, reprimí un suspiro. Sin su camisa se veía tan musculoso quise ver como se sentían mis manos en ese torso y brazos, reprimí otro suspiro, tenía que salir de ahí. Y así lo hice camina hasta llegar a la sala, no me senté me quede parada junto al sillón. Y espere ahí hasta que Ángel apareció por el pasillo tan sexy como siempre. Y se paro al inicio de la sala y se recargo en la pared.
-Ahora contestaras a mis preguntas.- yo asentí.- primero que todo ¿es cierto lo que dijo Karla? ¿Te agrado?
-Si claro me gusta tu actitud y Karla lo sabe muy bien.
-¿entonces en verdad vez soledad en mis ojos? ¿Me tienes lastima? ¿Por qué me acariciabas la cara? ¿Por qué lo decías con voz dulce? ¿Por qué me mirabas con ternura?
-Si veo soledad en tus ojos, y no, claro que no te tengo lastima más bien…te respeto, y pues…seré sincera quería acariciar tui cara, ni siquiera me avía dado cuenta que lo decía con voz dulce y lo de lo que te miraba tampoco.
-Así que querías acariciar mi rostro y supongo que ¿también querías oler mi cabello?
-Si
-¿Y por qué?- dijo acercándose a mi.- ¿por qué haces todo eso?-dijo acercando semas a mi hasta estar a un paso de distancia.
-Por que yo….-no pude resistir mas y di ese paso que nos separaba quería besar lo yo, yo no mi instinto para matar, agarre su cara entre mis manos y lo bese moviendo mis labios en sima de los suyos el estaba estático no se movía y yo seguía besándolo otra se hubiera separado cuando la rechazaran pero yo quería que me respondiera que moviera sus labios con los míos. Y así fue me agarro por la cintura y me acerco mas a él y movió sus labios junto a los míos fundiéndonos en ese beso tan apasionado, juntando nuestros cuerpos, juntando nuestras lenguas. Entregándonos por completo. Ángel hizo que camináramos hacia atrás hasta topar con el sillón y caímos en el. Seguíamos besando hasta que se escucho el timbre y tocaron la puerta, no le hicimos caso y nos seguimos besando hasta que Arthur grito:
-Ella ¿estás bien? Ya es tarde.-Me separe un poco de Ángel y le dijo:
-Sí, ya casi vamos-y volví a besar a Ángel. El se separo de mí y eso ocasiono que hiciera un puchero. El me sonrió y me extendió su mano para que me parara, la tome me arregle un poco el cabello y la blusa, y fuimos hacia la puerta. Cuando aria la puerta Ángel la detuvo y me beso él seguía estando sonriente, yo le sonreí y salimos de la casa Arthur estaba enfrente de la casa dando vueltas me reí y Ángel también. Arthur se detuvo y nos miro, más que a mi miro a Ángel.
-No te desesperes-le dije-no me va pasar nada en la casa de Ángel y Ángel no me hará nada, En eso estoy completamente segura. Creo que tendré que mucho trabajo contigo.
-¿trabajo?
-Sí, necesitas ser más relajado. Y empezamos así si no te relajas tendré que escaparme y me perderás de vista, y tú no quieres perderme de vista ¿verdad?
-Sí, sí está bien.
-Ya vámonos-dijo Ángel- no podremos entrar a la segunda clase tampoco ya es muy tarde.
-Si
Nos dirigimos al auto, Ángel se adelanto a mí para abrirme la puerta. Me subí y el también. Arranco el coche y pregunto:
-¿Por qué me besaste?
-¿Por qué correspondiste el beso?
-No cambies el tema.
-Te bese `por que quería hacerlo, y por lo visto mi poder no te afecta por que ya eres un vampiro. Bueno eso es una teoría mía-
-Te correspondí el beso porque quería. Ella sabes que tienes novio….
-Si lo sé pero yo no quiero a Ned de esa forma y se lo diré en la fiesta de Lili por supuesto estas invitado y Alexander también, que se dé una escapada de esas oficinas.
-¿Sabes que trabaja en una oficina?
-Claro, quien no sabría quien es Alexander Von el gran empresario y millonario. La familia Von es famosa y deben ser vampiros ¿no?
-Si
-Bueno que valla nadie lo reconocerá es de disfraces la fiesta. Pero tú puedes ir así. Solo saca tus colmillitos y ya.
-jajaja lo tomare en cuenta-yo me reí también y llegamos a la escuela como había dicho Ángel las clases ya avían comenzado así que nos sentamos enfrente de un árbol a platicar. Me conto que era más viejo que Alexander y mi papá juntos, que su color favorito era el violeta y el negro. El negro no me había sorprendido pero el violeta.
-¿Por qué te gusta el violeta? – el volteo hacia Arthur que estaba en una banca mirándonos parresia sorprendido. Ángel se acerco a mi oreja y me susurro:
-Porque es el color de tus ojos-su aliento en mi oreja ocasiono que me estremeciera y me pusiera roja. Nadie me avía dicho algo así tan lindo. Bueno yo soy exagerada siempre pienso eso cuando alguien me dice algo lindo. Le sonreí y el a mi escuchamos que tocaban el timbre y nos paramos.
-Nos vemos luego Arthur.-dije despidiéndome con la mano.
-Si estaré aquí.
Nos dirigimos hacia la escuela y nos metimos a la clase de español, que tenia con Ned. Y por supuesto me lo encontré, me dijo que por qué no dejo que la esperara y conteste que se mi hizo tarde y que no podía esperarme porque íbamos a recoger tarde a Lili. Después llego el maestro yo me senté atrás con Ángel y eso pareció molestarle a Ned eso era lo malo de Ned era muy celoso y esta vez sí tenía razones para estarlo. Porque me encantaba Ángel me estaba enamorando de él y yo quería enamorarme de él seme hacia una persona con carácter pero también puede ser dulce, es misterioso pero divertido no me avía reído tanto con el que con cual quiera en años, también decía las cosas como son no le importaba tratarme mal en frente de quien me crio o tratarme bien enfrente de las personas. Y era guapo recordaba su torso desnudo y su cabello mojado se veía tan sexy. Suspire.
-¿Por qué suspiras?-pregunto Ángel con una sonrisa. Yo me sonroje. Y negué con la cabeza.-Esta bien lo único que sé es que debe ser algo bueno. Nadie suspira con esa sonrisa por algo malo.
-Sí, si es muy bueno.- volví a suspirar este hombre me ropa todos mis suspiros con solo recordar su cuerpos, sus manos en mi cintura, sus labios en los míos ese beso fue el mejor de todos nuestro primer beso. Suspire de nuevo.
-Señorita Ella podría dejar de interrumpir la clase con sus suspiros o nos quiere contar que la trae así.- dijo la maestra Andrea la maestra de español que a cada rato me molestaba.
-No, maestra por favor continúe con su clase-dije
-Muy bien muchachos continuemos, les explicaba que…..-y así pasaron las clases yo suspirando sin cesar y sentada en todas las clases junto a Ángel hasta que llego el almuerzo…

2 comentarios:

  1. Me guata mucho la historia!Sigue escribiendola porfa!!!

    Besos!!

    ResponderEliminar
  2. No hay proble ma Vicky no pienso dejar de escribir jajaja bueno me alegra que te guste mi historia!!!!

    ResponderEliminar

hola porfavor comenten y digan me si tienen una idea para la historia comenten porfa